¿Qué es la correa de distribución? 

La correa de distribución del coche es la encargada de asegurar la sincronización entre el cigüeñal, el árbol de levas y la bomba de inyección, es importante no confundir la correa de distribución con la correa auxiliar o también denominada correa de accesorios.

En general, es un elemento del coche al que hay que prestarle atención, aunque por su larga duración muchas veces  descuidamos su mantenimiento.Sin embargo,es de vital importancia hacer un seguimiento de su estado y cambiarla como método de prevención, puesto que su rotura puede provocar graves consecuencias en el motor. 

 Se pueden diferenciar tres tipos diferentes de distribución:

  • Distribución por engranajes: Es el menos utilizado y no acostumbra a tener mantenimiento.
  • Distribución por cadena: Algunos vehículos utilizan este sistema por cadena metálica porque no suele requerir sustitución, aunque si es necesario realizar mantenimiento a los tensores y patines.
  • Distribución por correa dentada: Es el sistema más común y requiere de un seguimiento y mantenimiento para evitar su rotura.

La única manera de saber si  la correa esta en mal estado es con una inspección visual.

¿Cada cuánto se debe cambiar la correa de distribución?

Normalmente,  el intervalo de sustitución que indicado por los diferentes fabricantes suele oscilar entre los  80.000 y 160.000 kilómetros o también recomiendan un máximo de años de funcionamientos. La sustitución debería realizarse cuando se cumpla como máximo alguno de los dos acontecimientos anteriormente mencionados. 

¿Qué ocurre cuando la correa de distribución se rompe?
Que se produce una parada del motor y daños irreversibles en la parte superior del motor. Los pistones llegan a tocar las válvulas dando como resultado válvulas dobladas, árbol de levas torcido, parte superior de los pistones dañada, bielas dobladas, etc. El coste de reparación por rotura de la correa de distribución puede estar entre 1000€ y 3000€, esto es  mucho más costoso que la sustitución de La correa de distribución. Por esto y los daños que puede ocasionar en nuestro coche, es fundamental llevar un mantenimiento de la correa de distribución y cambiarla siguiendo los intervalos de sustitución indicados por cada fabricante.